sábado, 12 de agosto de 2017

Reseña: "La verdad sobre el caso Harry Quebert" de Jöel Dicker

Autor: Jöel Dicker
Editor: Alfaguara
672 páginas
ISBN-13: 9788420414065

Sinopsis


En 2008, Marcus Goldman, un joven escritor, visita a su mentor -Harry Quebert, autor de una aclamada novela- y descubre que éste tuvo una relación secreta con Nola Kellergan. Poco después, Harry es arrestado y acusado de asesinato al encontrarse el cadáver de Nola enterrado en su jardín. Marcus comienza a investigar y a escribir un libro sobre el caso. Mientras busca demostrar la inocencia de Harry, una trama de secretos sale a la luz. La verdad sólo llega al final de un largo, intrincado y apasionante recorrido.

Breve reseña

Llevaba tiempo oyendo hablar, normalmente de forma favorable, sobre el joven autor Jöel Dicker, de modo que al ver un ejemplar de La verdad sobre el caso Harry Quebert en mi biblioteca de barrio no me lo pensé dos veces y me lo traje a casa.

La novela se centra en la investigación del escritor Marcus Goldman para descubrir lo que ocurrió con la joven Nola Kellergan y, de esta forma, liberar a su mentor Harry Quebert. Para ello se adentra en los recuerdos del pasado de los habitantes del pueblo de Aurora, destapando secretos y mentiras. Cada nuevo paso que da, ayudado por el policía Perry Gahalowood, parece descubrir una nueva realidad, pasando las sospechas de un personaje a otro a lo largo de las 600 y pico páginas del libro. 
A su vez, a medida que se adentra cada vez más en la espiral de mentiras y sentimientos reprimidos de los habitantes de Aurora, comienza a recibir amenazas para que no siga adelante. Lo cual no hará más que aumentar su determinación.
La novela transcurre principalmente en tres épocas diferentes: 1975, 1998 y 2008, coincidiendo con lo acontecido con la época de Harry y Nola hasta su desaparición, la investigación de Goldman para desentrañar lo sucedido, y tras la resolución del caso, respectivamente.

Creo que La verdad sobre el caso Harry Quebert es una excelente novela policial, escrita de forma magistral y con un estilo poco habitual en el género. Los saltos temporales están muy bien tratados, así como el desarrollo de los personajes principales. Quizás un punto negativo para mí son algunos personajes que me parecieron ligeramente caricaturizados, como la madre de Goldman (típica madre judía obsesionada por los cotilleos y porque su hijo consiga pareja), el editor Roy Barnaski y el abogado de Quebert (capitalistas, sin escrúpulos, sin empatía), etc.
El final de la novela me parece increíblemente vertiginoso, cuando parece que todo está a punto de acabar, todo empieza a dar vueltas y Dicker nos lleva de un lado para otro, con giros sorpresa (alguno que otro predecible, pero son la minoría) y descubrimientos sórdido e increíbles.
Sobre todo me parece una novela que se basa mucho en los sentimientos reprimidos, los cuáles muchas veces acaban saliendo de forma desbocada y peligrosa.

En resumen, un convincente primer encuentro con Jöel Dicker y una novela fácil de recomendar para aquellos amantes del género policial, y de la buena literatura en general.

¡Saludos!




2 comentarios:

  1. Buena novela y buena película.Todo un descubrimiento este autor tengo pendiente otro título suyo.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, Manuela. Yo también, después de leer esta novela, tengo ganas de ponerme con la de los Baltimor... Saludos :)

      Eliminar